Natalia Sanguino es una joven escritora que ha conseguido enganchar al público con su primera novela “Diario de una periodista en paro”, en la que relata con mucho humor la aventura de encontrar un trabajo digno

PREGUNTA: Después de una dura búsqueda has conseguido hacerte un hueco en el mundo del periodismo, ¿qué le dirías a los que acaban de terminar la carrera?

RESPUESTA: Lo primero es que tienen que tener muy claro qué quieren conseguir en esta profesión, qué esperan de ella y qué están dispuestos a ofrecer. Luego tienen que tener mucho ánimo y no rendirse, por mucho que alguien les intente quitar la ilusión.

Diario de una Periodista en Paro

Portada de Diario de una Periodista en Paro

P: ¿Cuándo estabas estudiando imaginabas que el panorama laboral era como el que describes: jefes explotadores, entrevistas surrealistas…?

Suponía que iba a ser difícil, pero honestamente, no tanto… Es muy dura la realidad post-universitaria, porque una puede aceptar que una beca esté mal pagada, pero no que hayas trabajado tanto durante varios años para que nadie reconozca ese esfuerzo, para que ese título que tienes no parezca servir de nada.

P: Tu libro podría servir de autoayuda para los que están en la misma situación que Carolina. A pesar de todo, ella trata de salir adelante. ¿Compartes esa misma actitud ante la vida?

R: Una de las mejores cosas que me ha dado esta novela es que algunas personas se han puesto en contacto conmigo para darme las gracias. Al leer a Carolina se han sentido comprendidos, arropados… Yo intento ser siempre optimista y tiendo a ver el sol por detrás de las nubes porque así creo que atraes mejor las cosas buenas. Puede parecer una idiotez, pero me funciona.

P: Actualmente publicar un libro es una tarea casi imposible ¿Cómo lograste abrirte paso en el mundillo editorial?

R: Envié el manuscrito a varias editoriales. Ninguna me respondió, excepto una, para decirme que no. Una amiga me habló de Versátil y les envié el manuscrito. Un par de meses después tenía una llamada que me puso el corazón a mil. Llegué en el momento adecuado y ofreciendo un producto que les interesaba. Puedes escribir el mejor libro del mundo, pero si no es su momento, se quedará en el baúl. No hay que deprimirse por las negativas, sino luchar por buscar el “sí”.

P: Tu libro cada día va ganando adeptos en Facebook y tú contribuyes a ello participando activamente en tu página ¿Qué es lo mejor de poder mantener una relación así tus lectores?

R: Me gusta mucho que gente que no conozco de nada me diga “te he leído y me lo he pasado muy bien”, porque es la intención cuando alguien publica algo. Para mí Facebook es una forma de promoción excelente, porque además los fans suelen ser muy amables y me tienen muy bien pillado el punto de humor. Desde aquí, ¡Muchas gracias!

P: Aparte de en la red social, también podemos seguirte en Quiet Brown, ¿Tus entradas están basadas en hechos reales o tenemos que tratar de averiguar dónde está la ficción?

R: Bueno… Es más divertido dejar en el filo si cuento cosas reales o no, aunque la mayor parte de las veces los textos tienen una doble lectura, una crítica por debajo o una ironía… Como me han dicho hace poco, no doy puntada sin hilos, porque los hilos están para coser bien las cosas.

P: Participaste en la última Feria del Libro de Madrid, ¿Cómo fue la experiencia?

R: Extraña. Inolvidable. Bonita… Me trataron muy bien en la caseta donde estuve, vino mucha gente a la que quiero y cuyo apoyo necesito y me curiosearon varias personas, así que espero que haya servido para que me conozcan futuros lectores.

P: Has dicho que escribir un libro no es fácil, y no lo es, pero has conseguido que al leerlo lo parezca ¿De dónde sacas el tiempo para escribir?

R: Siempre digo que mi novela es sencilla, pero pese a ello tienes que encontrar el momento para escribir y el estado de ánimo necesario. Siempre llevo una libreta a mano por si la inspiración me da un golpe en cualquier momento: autobús, paseando, cenando…

Los lectores le han cogido cariño a Carolina. ¿Habrá una segunda parte en la que podamos seguir sus peripecias o tu próximo proyecto irá por otros derroteros?

R: Esto debería ser top-secret, pero… Es broma. Lo que tenía previsto escribir es algo distinto, más humorístico, más serio, más surrealista y a la vez más extremo. Difícil, ¿verdad? Lo de la segunda parte no me lo había planteado, pero ya sois varios los que me preguntáis y me encantan los retos, así que… ¡Nunca se sabe!

Lo publiqué por primera vez el 24 de junio de 2010 en: Entretantos

About these ads