¿Cuántos posts, libros y manuales de los que circulan por la red creen tener la fórmula mágica para triunfar en redes sociales?

El tren del Social Media parece tener plazas ilimitadas porque cada día son más los que se suben a él sin pagar un billete de formación, experiencia o talento.

Los falsos gurús, los vendehumos y los loros 2.0 están haciendo el negocio de su vida… pero ¿Esto tiene un límite?

Los followers y los seguidores se pueden comprar y vender por menos de cinco dólares, las empresas que antes te vendían ser primero en Google, ahora tratan de convencerte de que tu presencia en redes sociales es imprescindible y que vas a ser el que más seguidores va a tener, mientras que las estrategias o resultados brillan por su ausencia…

¿Está todo perdido?

Por suerte, aun quedan profesionales a los que les gusta lo que hacen, se esfuerzan y siguen aprendiendo a diario como mejorar y conseguir los mejores resultados. Ellos son los que son capaces de decirle a la carnicería del barrio, que no es necesario que esté en redes sociales.

Porque, aunque muchos vendehumos lo duden, no todas las empresas tienen que tener Facebook y Twitter, ni las que lo tienen han de ser Movistar o Renfe y tener un community manager las 24 horas.

No os dejéis engañar

Si tienes un negocio y estás pensando en iniciar tu andadura en Internet, no creas todo lo que te dicen, infórmate por ti mismo, pide asesoramiento si lo necesitas a profesionales de verdad, y sobre todo, no te fies de cualquiera; porque no es oro todo lo que reluce bajo un bonito cartel de “Experto en Social Media”.

 

Anuncios