Nos cuentan que es un elemento que ha de estar presente en todas las estrategias de Social Media, pero ¿tenemos claro qué es lo que significa?

Actualmente vivimos en un mundo globalizado, en el que las empresas no solo tienen que enfrentarse a la competencia regional, sino que ésta es ya internacional. Todos los productos tienen sustituto, pero las experiencias que ofrecen las marcas no.

En ese contexto es donde nace el concepto de engagement o marketing de experiencias. Literalmente significa “compromiso”, en este caso es un compromiso que adquiere la marca con el consumidor. La empresas realizan una estrategia que involucra directamente a los consumidores invitándolos a participar en la evolución de la marca, y considerando que no son unos simples receptores de un mensaje, sino que la interactuación es fundamental.

O lo que es lo mismo, escuchar al consumidor y no limitarse a lanzarle mensajes publicitarios, sino ofrecerle experiencias diferentes que hagan que a la hora de tomar una decisión de compra tu marca sea su primera opción.

Ofrece experiencias

Los usuarios están recibiendo continuamente un bombardeo publicitario, tanto en el mundo offline: escáparates, anuncios, vallas publicitarias etc. como en Internet: banners, publicidad en redes sociales, mailings…  Están tan acostumbrados a esos mensajes que muchas veces pasan desapercibidos, por ello hay que ser creativo y sorprender.

Hay tantas maneras de fomentar el engagement de las marcas como empresas y consumidores, y no hacen falta presupuestos millonarios, con imaginación y ganas podemos llegar al corazón del comprador.

Actualmente la gente vive sus experiencias online y offline sin distinción, por lo que la combinación de ambas suele ser una fórmula que no falla. C&A decidió integrar Facebook en sus tiendas de Brasil. Incluyendo el número de  “Megustas” que tenía cada prenda en sus perchas consiguieron 1000 nuevos fans por hora, e hicieron que sus clientes se divirtieran utilizando un servicio útil y diferente.

Victoria Secret y Guiness también han demostrado como los códigos qr y la imaginación pueden generar campañas que llaman la atención del consumidor, esté donde esté.

¿Y qué me decís de esta campaña que utilizaron para promocionar el Fiat 500?

La combinación de creatividad y técnica abre todo un mundo de posibilidades para el engagement, pero también hay que tener en cuenta, que las campañas no están destinadas a generar ventas directas.

El engagemente no proporciona resultados inmediatos, por ejemplo en empresas como Toyota destinan una gran parte de su presupuesto al mundo online y el Social Media para que el consumidor les tenga en cuenta cuando llegue el momento de la compra, que en el caso de los vehículos, suele ser una vez cada siete años.

Anuncios