Archivo mensual: diciembre 2012

Es el último día del año y es inevitable poner la vista atrás y pensar en los 365 días que se han pasado como un suspiro y me han llevado hasta este mismo momento.

El 2o12 debería ser el año triste en el que perdí un trabajo que realmente me gustaba, pero lo que ha sido es una época de cambios que veo como una transición, una oportunidad de conseguir algo mejor y que no pienso dejar escapar.

Si siguiera trabajando, quizá no me habría decidido a emprender. Mi nuevo proyecto, del que sabréis más en 2013,  además de llenar mi tiempo haciendo lo que más me gusta espero que consiga mostrar un poco de optimismo en el panorama gris que nos pintan cada día.

He aprendido mucho en este tiempo y sigo haciéndolo a diario, quizá no sea la misma persona que hacía su balance el año pasado, pero la que soy hoy me gusta y tiene mucho más que ofrecer.

Mi periplo por 2012 no habría sido lo mismo sin los grandes compañeros de viaje que me han acompañado. He tenido la oportunidad de conocer a mucha gente interesante, de seguir compartiendo momentos con los que lleváis a mi lado toda una vida y de ver como se hacen imprescindibles en ella los que hace unos meses tan solo eran desconocidos.

No necesito decir nombres, sabéis que hablo de vosotros, y tenemos 365 días por delante para compartir y llenar de recuerdos para el año que viene.

¿Qué le pido a 2013?

Lo mismo que os deseo, poder acostarme y levantarme cada día con una sonrisa en los labios y un nuevo reto que afrontar.

¡Feliz 2013!

2013

Anuncios

Uno de los principales problemas que nos encontramos a la hora de emprender, es que podemos tener una idea genial, pero si no tenemos la financiación para poder llevarla a la práctica nunca podrá convertirse en una realidad.

Ahora mismo los prestamos no están al alcance de casi nadie, tirar de familia y amigos para que inviertan en ti puede ser arriesgado y los business angels son una especie que dicen que existe, pero que encontrarlos y convencerles de que apuesten por ti es casi una utopía.

Como alternativa a los métodos anteriores, que no parecen las mejores, podemos optar por conseguir el dinero que necesitamos a través de una plataforma de Crowdfunding.

¿Qué es el Crowdfunding?Crowdfunding

Seguro que últimamente muchos habréis oído hablar del Crowdfunding, pero quizá no tengáis claro en qué consiste, y, sobre todo, como podéis utilizarlo para convertir vuestros proyectos en realidades.

Según la wikipedia, crowdfunding es  la financiación colectiva llevada a cabo por personas que realizan una red para conseguir dinero u otros recursos, se suele utilizar Internet para financiar esfuerzos e iniciativas de otras personas u organizaciones.

O lo que es lo mismo, la creación de un fondo común entre todos los que deseen participar para financiar un proyecto determinado, a cambio, generalmente, de una pequeña recompensa.

¿Cómo crear tu campaña?

Si tienes tu proyecto claro, lo primero que tienes que hacer es plantearte cuál es tu meta, es decir, cuánto dinero necesitas recaudar para llevarlo a cabo. Es importante que seas realista en tus propósitos.

Según datos de El Laboratorio de innovación de RTVE, la tasa de fracaso de los proyectos que optan a esta financiación se concentra en los proyectos de bajo presupuesto, por lo que si necesitas una cantidad elevada, no lo descartes.

Una vez decidido nuestra objetivo, hay que ponerse manos a la obra y buscar la plataforma desde la que lanzar tu campaña de financiación, y en la que mejor encajes teniendo en cuenta: tu tipo de proyecto, cantidad que deseas recaudar etc.

Sigue leyendo



A %d blogueros les gusta esto: