Uno de los principales problemas que nos encontramos a la hora de emprender, es que podemos tener una idea genial, pero si no tenemos la financiación para poder llevarla a la práctica nunca podrá convertirse en una realidad.

Ahora mismo los prestamos no están al alcance de casi nadie, tirar de familia y amigos para que inviertan en ti puede ser arriesgado y los business angels son una especie que dicen que existe, pero que encontrarlos y convencerles de que apuesten por ti es casi una utopía.

Como alternativa a los métodos anteriores, que no parecen las mejores, podemos optar por conseguir el dinero que necesitamos a través de una plataforma de Crowdfunding.

¿Qué es el Crowdfunding?Crowdfunding

Seguro que últimamente muchos habréis oído hablar del Crowdfunding, pero quizá no tengáis claro en qué consiste, y, sobre todo, como podéis utilizarlo para convertir vuestros proyectos en realidades.

Según la wikipedia, crowdfunding es  la financiación colectiva llevada a cabo por personas que realizan una red para conseguir dinero u otros recursos, se suele utilizar Internet para financiar esfuerzos e iniciativas de otras personas u organizaciones.

O lo que es lo mismo, la creación de un fondo común entre todos los que deseen participar para financiar un proyecto determinado, a cambio, generalmente, de una pequeña recompensa.

¿Cómo crear tu campaña?

Si tienes tu proyecto claro, lo primero que tienes que hacer es plantearte cuál es tu meta, es decir, cuánto dinero necesitas recaudar para llevarlo a cabo. Es importante que seas realista en tus propósitos.

Según datos de El Laboratorio de innovación de RTVE, la tasa de fracaso de los proyectos que optan a esta financiación se concentra en los proyectos de bajo presupuesto, por lo que si necesitas una cantidad elevada, no lo descartes.

Una vez decidido nuestra objetivo, hay que ponerse manos a la obra y buscar la plataforma desde la que lanzar tu campaña de financiación, y en la que mejor encajes teniendo en cuenta: tu tipo de proyecto, cantidad que deseas recaudar etc.

Despegando en España

Aunque el sistema ya está consolidado en otros países como EE.UU, que cuentan con sus propias plataformas, en España también existen decenas de sitios que te pueden ayudar a gestionar tu campaña. Algunos de las más importantes son:

Goteo.org, especializada en proyectos cuyos fines sean de carácter social, cultural, científico, educativo, tecnológico o ecológico.

Verkami, dedicada especialmente a artistas y creadores, cuyo hándicap es que solo tendrás 40 días para conseguir el objetivo que te marques; aún así el 73% de proyectos que se presentan lo alcanzan en ese tiempo.

Lanzanos.com, una de las primeras plataformas que nació en nuestro país y que como sus creadores afirman “aspiran a ser la plataforma de crowdfunding para el público hispano con independencia de su lugar de residencia”.

Si no encajáis en ninguna de las anteriores, o queréis ampliar la búsqueda, en este enlace podéis consultar una recopilación de las más interesantes: http://www.crowdacy.com/crowdfunding-espana/#.UNrv5mfNl1o.

A por tu objetivo

Una vez decidida la plataforma, es fundamental presentar bien nuestra idea en un vídeo explicativo que incite a quien lo ve a querer invertir en el proyecto. En el siguiente vídeo puedes ver el vídeo de presentación de un grupo de chicos que buscaba conseguir financiación para poder grabar un corto:

También tenemos que pensar cómo recompensaremos a las personas que inviertan en él. Por ejemplo si damos una cantidad de dinero para financiar un disco, podremos escucharlo antes que nadie; si apoyamos a un escritor para que lance su libro nos lo enviará en formato electrónico etc. La decisión es tuya, y “el premio” que decidas aportar solo depende de ti y tu imaginación; será el valor añadido que le ofrecerás a la gente que te ha ayudado.

Recta final

Ya tenemos la campaña creada y ahora ¿Cómo vamos a conseguir a gente dispuesta a financiar nuestro proyecto?

Internet y las redes sociales son tu mejor aliado, una vez decidido tu target, es decir, el público objetivo al que te quieres dirigir, hay que tratar de comunicarles tu idea, siendo sincero y mostrando lo mejor de ti y tu proyecto, para que decidan ayudarte.

Casos de éxito

Ostrich Pillow

Ostrich Pillow

Son muchos los que ya se han lanzado a la piscina y han conseguido que sus proyectos se conviertan en realidad gracias a la financiación colectiva.

El mejor ejemplo es El Cosmonauta, una película de ciencia ficción que ha conseguido más de 400.000€ gracias al crowdfunding.

El actor Ruben Ochandiano consiguió 13.000€ para poder grabar su primera película, Studio Banana obtuvo los 60.000€ necesarios para sacar al mercado la Ostrich Pillow (la almohada para poder dormir en espacios públicos), “Monstuos, Bichos y Princesas” un libro de patronajes ha podido publicarse con los 5.000€ recolectados, y la lista de ejemplos continúa con decenas de nuevas iniciativas.

Estos son tan sólo algunos ejemplos, pero tú puedes ser el siguiente en aparecer en esta lista ¿Te atreves a intentarlo?

Anuncios