Hace tan sólo una semana que un vídeo en el que 20 desconocidos se besaban por primera vez ha corrido como la polvora por internet, llegando a alcanzar más de 60 millones de visionados en tan sólo unos días. Diversos estudios afirman que en las redes sociales se comparten más las buenas noticias que las malas, y esto es una prueba de ello.

Los besos, las personas, las reacciones y sentimientos son los que más nos motivan para compartir un contenido en Internet. La reacción al saber que los protagonistas eran modelos y actores, y que detras del vídeo había una marca de ropa, ha hecho que muchos dudaran de la autenticidad de la ternura que las imágenes desprendían.  Por ello, alguien ha decidido hacer su propio experimento y probar con 28 desconocidos de la calle, ni perfectos, ni guapos, ni jóvenes, y pagarles 33$ por un beso.

¿Vosotros estaríais dispuestos a participar en un experiento así?

Anuncios